9 cosas que hacer antes de la reforma fiscal

Reforma fiscal por aquí, reforma fiscal por allá…. que cansinos. Estoy en la playita, ¡que me dejen de molestar ya con lo mismo!. A lo mejor puedes esperar a la vuelta de tus vacaciones para leer este artículo, pero no mucho más… En 2015 cambiarán muchas cosas. Te contamos como adelantarte.

1. Emancípate, alquila un piso antes del 1 de enero de 2015

Una de las primeras deducciones que se eliminan. Si alquilas un piso antes de fin de año, podrás seguir deduciendo el 10,05 % durante todo el alquiler. Si no lo haces, ya no te podrás deducir nada en cuanto entre en vigor la reforma fiscal. Y si eres propietario, trata de alquilar tu piso o a un menor de 30 años cuanto antes. Si no lo haces, perderás el 100% de deducción actual y sólo podrás descontarte el 60%.

2. Vende cuanto antes propiedades, acciones, terrenos…

Siempre que tengan más de un año de antigüedad en tu poder y no seas mayor de 65 años. Cuanto más antiguo sea el elemento patrimonial más imperiosa la necesidad de vender!!. El gobierno va a montar una auténtica sangría eliminando los coeficientes de abatimiento y actualización a partir de 2015, fecha en la que entra en vigor la reforma tributaria. Hazte una idea con esta calculadora de las brutales diferencias entre vender antes o después.

3. Si tienes pensado donar, hazlo ahora

Para los contribuyentes de la Renta, el efecto de realizar una donación es el mismo que el de realizar una venta. Por lo tanto, para evitar pagar mucho más por donar a partir del 1 de enero de 2015, es recomendable hacerlo antes de final de año.

A esto debemos añadir los más que probables cambios en el impuesto de transmisiones, que encarecerán las donaciones con toda seguridad.

Reforma Fiscal ¿rebaja?

¿Rebaja fiscal para todos?

4. A lo Benjamin Button… No rescates todavía tu plan de pensiones!

Bueno, ya sabemos que nadie es eternamente joven, como en la película, pero es que si esperas a 2015 o incluso a 2016, te saldrá más barato rescatar el dinero que tengas ahorrado en un plan de pensiones. Esto es así ya que bajan los tipos de retención para los rendimientos de trabajo y los planes de pensiones se consideran rentas de trabajo.

5. Aprovecha para aportar dinero a un plan de pensiones antes de la reforma fiscal

Primero porque a partir de 2015, con la reforma fiscal, la aportación máxima será de 8.000 euros en lugar de los 10.000 actuales. Segundo porque lo vas a rescatar pagando menos impuestos a partir de 2015 o 2016. Tercero porque después de la reforma podrás rescatarlo a los 10 años y así “lo tienes ahorrado” antes. ¿Te hemos convencido?.

6. Cobra los dividendos (si son pequeños)

Tienes unas pocas acciones y estás cobrando los dividendos en nuevas acciones (los llamados dividendos en especie) . Tienes un pequeño beneficio con tu empresa familiar y no lo quieres cobrar todavía. Sendos errores. Cobra todo lo que puedas, ya que hasta 1.500 euros no pagas por esos dividendos. Al entrar en vigor la reforma fiscal en enero de 2015, pagarás un 20% por esos dividendos. Eso nos permite asegurar que al quitar esa deducción de los primeros 1.500 euros de dividendos, los pequeños ahorradores que cobren aproximadamente 10.000  euros anuales en dividendos pagarán más tras la reforma fiscal.

Reforma fiscal

“Pequeños” cambios fiscales

7. No ahorres mucho (en depósitos).

Hacienda se lleva ahora más impuestos de tus depósitos que a partir de 2015. En 2016, las retenciones de los depósitos todavía bajarán más, con lo cual te llevarás un poco más de dinero líquido al bolsillo.

8. Espera a la entrada en vigor de la reforma fiscal para cobrar los reembolsos de fondos de inversión y otros productos financieros

Bajan los tipos del ahorro en 2015 y aún más para 2016. Si no necesitas esa liquidez, espera a cobrar por lo menos hasta el 2015.

9. Pide recetas, compra medicamentos en frascos grandes… antes de 2015

No es broma, con la reforma tributaria sube el IVA de muchos productos sanitarios y medicamentos. Y lo hace en muchos casos del 4% al 21%. También sube el IVA de productos veterinarios. Por eso, en muchos casos es muy acertado el dicho del médico “más vale prevenir que curar”.

Y como siempre, si tienes cualquier duda, contacta con nosotros… . Feliz verano!

Comentarios

Deja un comentario