Cómo disolver una sociedad – ¿Qué impuestos se pagan?

 

Continuando con nuestra entrada anterior, queremos seguir explicando cómo disolver una sociedad capitalista. En este artículo trataremos de acercar al lector a los diferentes impuestos por los que hay que pagar en el momento en el que vamos a disolver una sociedad.

Impuesto sobre sociedades:

Si en la coyuntura de disolver una sociedad nos encontramos con el caso, muy común, de que se entreguen bienes a los socios para el pago de las deudas, habrá que valorar esos bienes al precio de mercado (que muchas veces, desgraciadamente es el que define la Administración) y comparar este valor con el valor contable de los bienes. La diferencia entre ambos valores se debe integrar en la base imponible del impuesto. Por lo tanto, se paga por esa diferencia un 25% o un 30%, dependiendo del tamaño de la sociedad.

Habrá que hacer cuentas a la hora de la disolución

Habrá que hacer cuentas a la hora de la disolución

Impuesto sobre el Valor Añadido:

Afectará fundamentalmente a las entregas de bienes y aportaciones no dinerarias. Cabe indicar que sobre éste impuesto operan bastantes condicionantes, aunque, como norma general, se consideran entregas de bienes sujetas al IVA las aportaciones no dinerarias efectuadas por los socios a las sociedades, comunidades de bienes o cualquier tipo de entidades, de acuerdo con lo establecido según el artículo 8.2 de la Ley 37/1992.

Por lo tanto, para transferir los bienes al patrimonio de los socios, se debe repercutir el IVA al socio que adquiera su cuota de liquidación efectiva.

No obstante, como algunas excepciones a esta sujeción, se pueden encontrar los bienes inmuebles considerados como segunda transmisión y la enajenación completa del conjunto de bienes que constituya el patrimonio empresarial, siempre que estos bienes constituyan una unidad económica autónoma que permita desarrollar una actividad empresarial.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas:

En el caso de que al liquidar, es decir, al disolver una sociedad, el remanente de la sociedad se distribuya entre personas físicas, como suele ser habitual, se producirá en la mayoría de los casos una ganancia patrimonial a integrar normalmente en la base del ahorro (cuyo tipo actual está entre el 21 y el 27%).

La citada ganancia patrimonial deberá integrarse en la declaración del socio y se calculará de la siguiente forma:

Mayor importe de (cuota de liquidación calculada o el valor de los bienes recibidos por los socios – valor de compra de las acciones o participaciones sociales)

Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados:

Se computará como base para el impuesto la totalidad de los bienes y derechos y tributará por la modalidad de Operaciones Societarias al tipo de gravamen del 1%

Le recordamos que puede contactar con De Mesa y Vertiz Consultores para guiarle en este proceso y resolver cualquier tipo de dudas.

 

Comentarios

  1. Omar Landauro dice

    No entiendo. El pago por impuesto sobre sociedades solo se presenta cuando se paga “deuda” al socio con la entrega de bienes o también se genera cuando se le entrega bienes por distribución del remanente de la sociedad?

    • asesoredo dice

      Cualquier “venta” realizada por la sociedad genera rendimientos y posibles beneficios en el Impuesto de Sociedades

  2. Nicolae dice

    El socio y el mismo administrador de la sociedad PUEDE VENDER EN ESTE CASO UN INMOBLE , SIN SER NECESARIA LA FIRMA DEL OTRO SOCIO?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.